Conocimiento Enfermedad-Inflamatoria-Intestinal-Imagen-Ejercicio físico antiinflamatorio. Una visión con respaldo científico.

Ejercicio físico antiinflamatorio. Una visión con respaldo científico.

Ejercicio físico antiinflamatorio. Una visión con respaldo científico.

Las citoquinas hacen parte de la respuesta sistémica generada por el ejercicio. Son proteínas de bajo peso molecular y que median interacciones entre las células involucradas en las respuestas inmunes. Facilitan el flujo de linfocitos, neutrófilos, monocitos y otras células que participan en la depuración del antígeno y la recuperación del mismo. La respuesta inflamatoria local se acompaña de una respuesta sistémica. Existen varias similitudes entre el ejercicio intenso y las reacciones inmunes en un proceso inflamatorio, tales como la movilización y activación de leucocitos, la inducción de la respuesta, los incrementos en la producción de proteínas antiinflamatorias, la infiltración celular y el daño tisular.

Se ha demostrado que el ejercicio pesado aumenta la concentración plasmática de cuatro citoquinas IL–1ra, IL–6, IL–8 e IL–10. Una posible explicación para estos cambios en los niveles de citoquinas durante el estrés físico puede es la liberación de glucocorticoides y catecolaminas , las hormonas de estrés, que alcanzan altos niveles durante el ejercicio prolongado de fuerza. Estas hormonas inhiben la producción de citoquinas proinflamatorias y estimulan la de citoquinas antiinflamatorias como la IL–10. Además, una respuesta inmune excesiva mediante la estimulación del sistema de estrés genera un mecanismo de retroalimentación negativa que protege al organismo de una sobreexposición a citoquinas proinflamatorias y a otros productos de macrófagos activados, los cuales tienen el potencial de generar un daño.

Según estudios previos, la respuesta de las citoquinas al ejercicio ha sido ligada al daño muscular, pero hoy se sabe que la IL–6 es producida en ejercicios y entrenamientos de fuerza. Dado que la IL–6, más que otras citoquinas, es producida localmente en el músculo esquelético en grandes cantidades en respuesta al ejercicio, y además tiene propiedades como factor de crecimiento, es posible que juegue un papel beneficioso y que esté involucrada en los cambios metabólicos mediados por el ejercicio.

Autor:
Juan Antonio Fernández Pérez. |Entrenador personal y nutricionista afectado por la patología Crohn con ostomia.

Artículo completo en:
https://enfermedadcrohn.es/entrenamiento-antiinflamatorio-…/

Redes sociales:
Instagram:
https://www.instagram.com/enfermedadcrohn/

Web:
https://enfermedadcrohn.es/

E-mail:
[email protected]

Fuentes:
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/…