Conocimiento Enfermedad-Inflamatoria-Intestinal-Imagen-Tabaco y Enfermedades Inflamatorias Intestinales

Tabaco y Enfermedades Inflamatorias Intestinales

El tabaquismo está asociado con el desarrollo de EII, aunque de forma diferente en la enfermedad de Crohn (E. De Crohn) y en la Colitis ulcerosa (CUCI). En la CUCI, el tabaco actúa como factor protector; mientras que, en la E. de Crohn, se convierte en un factor lesivo y potencial co-factor causal de la enfermedad, ya que junto con otros factores epidemiológicos y genéticos podría facilitar el desarrollo de la enfermedad. 

Los estudios sobre la relación entre el tabaco y la CUCI, muestran que los fumadores tienen menos riesgo de padecer la enfermedad que los no fumadores; de manera que el consumo de tabaco parece ser que tiene un efecto protector sobre el curso de la enfermedad, la frecuencia de los brotes e incluso las manifestaciones extraintestinales de la misma. Sin embargo, aunque se puede pensar en el valor terapéutico del tabaco o de la nicotina en el tratamiento de la CUCI, no hay que dejar a un lado la idea de que el tabaco tiene efectos nocivos sobre otros órganos del cuerpo. 

El tabaco en la enfermedad de Crohn supone el mayor factor de riesgo externo conocido para el desarrollo de la enfermedad, duplicando la frecuencia de aparición de la enfermedad, en comparación con los no-fumadores; y quintuplicando la frecuencia en el caso de las mujeres fumadoras. El consumo de tabaco en pacientes diagnosticados de E. De Crohn provoca un riesgo perjudicial tanto en el desarrollo de la enfermedad, como en su pronóstico y evolución a patrones más complejos, encontrándose en grandes fumadores una predilección por el intestino delgado, con mayor frecuencia de complicaciones como fístulas y abscesos y un mayor riesgo de requerir ingreso o precisar intervención quirúrgica. Los pacientes fumadores con E. De Crohn, presentan un incremento en la recurrencia de la enfermedad y en la resistencia a diferentes tratamientos farmacológicos. 

 

BLOG eiibd 2021_Tabaco

 

SI TIENES CROHN DILE NO AL TABACO 

 

  • El tabaco favorece el desarrollo de la Enfermedad de Crohn.  

  • Se asocia a una peor evolución de la enfermedad.  

  • Dejar de fumar mejora el curso de la enfermedad y evita recaídas. 

  • No hubo diferencias entre fumadores, ex-fumadores y no fumadores en la localización de la enfermedad de Crohn y su comportamiento en el momento de diagnóstico. 

  • El tabaquismo se asocia con una mayor necesidad de cirugía y mayor número de hospitalizaciones frente a los ex-fumadores y los no fumadores con Enfermedad de Crohn. 

  • La artritis periférica ocurre con mayor frecuencia en pacientes con Enfermedad de Crohn con antecedentes de tabaquismo. Sin embargo, no se presentaron diferencias significativas en otro tipo de manifestaciones extra-intestinales de la Enfermedad de Crohn. 

 

SI TIENES CUCI DILE NO AL TABACO 

 

  • El tabaco puede actuar como factor protector. 

  • Pero dado el elevado riesgo de enfermedades asociadas, es mejor evitarlo. 

  • Si tienes Colitis Ulcerosa y eres fumador, aprovecha una situación de remisión de tu enfermedad. 

  • La Colitis Ulcerosa es una enfermedad principalmente de los ex-fumadores y no fumadores. 

  • No se han encontraron diferencias en la extensión de la enfermedad o la progresión durante el período de seguimiento de estos pacientes, entre los ex-fumadores con Colitis Ulcerosa. 

  • Los ex-fumadores con Colitis Ulcerosa requirieron mayor tratamiento tanto de inmunosupresores como de corticoides en comparación con los fumadores, pero esto no debería disuadirles de la idea de dejar de fumar. Se sugiere un riesgo de rebote de la CU tras dejar de fumar.