Conocimiento Enfermedad-Inflamatoria-Intestinal-Imagen-Exposición solar (Vitamina D) y Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Exposición solar (Vitamina D) y Enfermedad Inflamatoria Intestinal

En la Enfermedad de Crohn, hasta un 60-70% de pacientes presentan déficit de vitamina D. En el caso de la Colitis Ulcerativa, hasta un 55% de los pacientes presentan este déficit.  

Por estos motivos, y por la alta frecuencia de tratamientos inmunosupresores a lo largo de la evolución de la enfermedad, se debe evitar una exposición excesiva a la radiación ultravioleta en “todos” los pacientes con EII, incluso en aquellos sin tratamiento inmunosupresor. 

Para suplementar la Vitamina D es necesario tener en cuanta diversos factores, como; el grado de déficit, la actividad de la enfermedad, la mala absorción, el peso, los hábitos de exposición al sol entre otros.  

El tratamiento con suplementos de vitamina D para los pacientes con Colitis Ulcerosa activa y deficiencia de esta vitamina mejora la inflamación intestinal, según los resultados de un estudio piloto de reciente publicación. 

Numerosos estudios respaldan el papel de la vitamina D como inmunomodulador (sustancia que modula o modifica la respuesta inmunitaria). Por otro lado se ha demostrado que los niveles de vitamina D son inversamente proporcionales a la inflamación intestinal en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), es decir, a menor nivel de vitamina D mayor inflamación intestinal. Sin embargo, seguimos con escasez de datos que respalden el uso de la vitamina D como parte del tratamiento de la EII. 

La disbiosis o desregulación del microbioma[/microbiota] intestinal, es una característica reconocida en la EII y se cree que juega un importante papel tanto en el origen como en la perpetuación de la inflamación del intestino. 

Aunque disponemos de algunos datos preliminares que sugieren que la vitamina D puede influir en el microbioma intestinal en la EII, esto no se ha estudiado en humanos. Además, las pruebas de eficacia a nivel clínico siguen siendo deficientes. 

En los pacientes con Colitis Ulcerosa activa, mejoraron los marcadores biológicos de inflamación intestinal y, aunque se observó un aumento significativo de enterobacterias, no se observaron cambios en la diversidad bacteriana fecal global. 

Este estudio es el primero en demostrar que los suplementos de vitamina D en pacientes con deficiencia de esta vitamina y Colitis Ulcerosa activa, mejoran los marcadores objetivos de la inflamación. 

Por lo tanto, la administración de suplementos de vitamina D puede reducir la inflamación intestinal en pacientes con Colitis Ulcerosa activa, con un aumento de las enterobacterias, aunque sin cambios en la composición bacteriana fecal global. 

 

Fuente: educainflamatoria.com / in-paciente.es