Conocimiento Enfermedad-Inflamatoria-Intestinal-Imagen-Calprotectina fecal

Calprotectina fecal

La calprotectina fecal (CPF) es una proteína producida por los neutrófilos, un tipo de glóbulos blancos que están presentes en el epitelio (el revestimiento de la mucosa) del intestino. Cuando existe inflamación en el intestino (es decir, daño), aumenta su producción y puede ser detectada en las heces.

La calprotectina fecal ha sido propuesta como biomarcador de inflamación intestinal. Permite diferenciar la enfermedad inflamatoria intestinal del síndrome de intestino irritable, presenta una mejor correlación con el grado de inflamación que los índices clínicos y marcadores serológicos. Además, podría ser útil para predecir la curación mucosa y el riesgo de recidiva.

¿Para qué sirve cuantificar la Calprotectina fecal? 

Sirve para detectar procesos de daño o inflamación del tubo digestivo; es un examen inespecífico y puede estar elevada en múltiples situaciones; sin embargo, en niveles altos es muy sugerente de algún proceso de daño significativo en el tubo digestivo y puede ayudar a diferenciar de otras causas de diarreas o dolor abdominal como los trastornos digestivos funcionales, que no tienen una alteración anatómica o estructural del intestino, como por ejemplo el Síndrome de Intestino o Colon Irritable, donde la calprotectina fecal se encuentra normal.

En pacientes con sospecha de tener una Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII, como Enfermedad de Crohn o Colitis Ulcerosa) este examen ayuda a orientar la sospecha diagnóstica. En aquellos pacientes con un diagnóstico establecido de enfermedad inflamatoria intestinal, es una útil herramienta para evaluar la respuesta al tratamiento; cuando se encuentra normal tiene una muy buena correlación con la inactividad o remisión de la enfermedad.

Otra de las ventajas es que este marcador biológico sirve para ofrecer diagnósticos en pediatría que permitan diferenciar entre procesos inflamatorios intestinales y aquellos que no presentan enfermedad orgánica pero que cursan también con dolor abdominal y diarrea, muy frecuentes en pediatría.

Una de las dificultades diagnósticas en pediatría es la posibilidad discernir los casos leves o moderados de procesos inflamatorios intestinales de los que no presentan enfermedad orgánica pero que cursan también con dolor abdominal y diarrea. La colonoscopía (prueba de elección para el diagnóstico de EII) es una técnica que permite identificar el proceso orgánico del colon, pero resulta invasiva y no se puede repetir de forma frecuente.

Articulos Relacionados en la Web

Calprotectina fecal en el diagnóstico de enfermedades inflamatorias

Utilidad de la calprotectina fecal en la enfermedad inflamatoria intestinal

¿Qué es la calprotectina fecal?

¿Qué es lo que se analiza?

Calprotectina fecal, ¿por qué es necesaria?